Recetas Club Cocina / Carnes / Platos principales

Autor:
Emilio Masterchef

Nivel de dificultad:

Raciones: 4 - 6
Preparación:
Cocción: 24 min.
Ingredientes:
750 g Carne picada
2 unidad/es Huevos
150 g Pan
1 cucharada/s sopera Perejil fresco picado
4 diente/s Ajo
2 unidad/es Cebolla
1 pizca Sal, nuez moscada y pimienta
100 g Harina
2 unidad/es Zanahorias
1 unidad/es Pimiento rojo
100 g Guisantes
400 g Patatas
125 ml Vino blanco
500 ml Caldo de pollo
2 hoja/s Azafrán
1 hoja/s Laurel
Albóndigas en salsa
Platos principales

Preparación:

  1. Colocar la cuchilla picadora ultrablade. Cortar la cebolla en cuartos y poner en el vaso con el ajo.

    Cuchilla picadora ultrablade

    Manual

    Velocidad:10

    10 Seg.

  2. Cambiar la cuchilla picadora ultrable por el accesorio mezclador. Bajar los restos de tapa y paredes y agregar el aceite.

    Mezclador

    Cocción lenta P1

    Velocidad:2

    5 min.

  3. Cuando la cebolla haya pochado, añadimos las zanahorias y el pimiento rojo. Salpimentamos al gusto.

    Mezclador

    Cocción lenta P1

    Velocidad:2

    5 min.

  4. Añadimos una cucharada pequeña de harina al robot y tostamos la harina durante un minuto. Dejamos que los ingredientes suelten todo el líquido.

    Mezclador

    Cocción lenta P1

    Velocidad:2

    1 min.

  5. Cuando haya reducido vertemos el vino blanco. Dejamos que se cocinen a fuego muy bajo.

    Mezclador

    Cocción lenta P1

    Velocidad:2

    3 min.

  6. Cuando el vino haya reducido un poco añadimos el caldo de pollo caliente y dejamos al fuego 10 minutos.

    Mezclador

    Cocción lenta P1

    Velocidad:2

    10 min.

  7. Vamos a hacer las pelotas de carne, que todas salgan más o menos igual.Salpimentamos la carne picada, tanto la de ternera como la de cerdo en un cuenco grande. Rompemos los 2 huevos y los añadimos junto con la nuez moscada, el perejil fresco (o si no tenemos seco), las rebanadas de pan sin la corteza que previamente hemos remojado en leche durante unos minutos. Dejamos que repose la mezcla.
  8. Vamos a cocer unos minutos la cebolla y el ajo. De esta forma conseguiremos que la cebolla se reblandezca y que nuestras albóndigas queden con una textura homogénea.Además reduciremos levemente la fuerza del ajo y la cebolla dando más suavidad a la mezcla de las albóndigas.Picamos los 2 dientes de ajo muy picaditos (sin el brote interior o tronco para que no repita) y la cebolla en trocitos pequeños.Ponemos agua a calentar y cuando hierva añadimos la cebolla y el ajo. Dejamos cocer durante 2 minutos. Escurrimos y enfriamos con agua fría, antes de añadir a la mezcla anterior. En cuanto veamos que está bien de temperatura mezclamos con la carne.
  9. Removemos todo bien con las manos hasta que se mezclen los ingredientes. Tapamos con film transparente y dejamos reposa una hora en la nevera.Pasado el tiempo de reposo sacamos la carne de la nevera. Esta será la base de nuestras futuras albóndigas
  10. Sin miedo empezamos a trabajar la masa haciendo pequeñas (o grandes, eso al gusto) pelotas que luego pasaremos por harina.Para ello, ponemos harina en un plato. Con una cuchara, te ayudas para coger un poco de carne picada que bolearás con las manos. Da una primera pasada, dejando la primera albóndiga redondita
  11. Las pasas por la harina del plato, la boleas un poco más y la dejas en otro plato limpio, y así sucesivamente.Las dejamos en un plato a la espera de la sartén. Las sacudimos un poco para retirar el exceso de harina.
  12. Freímos en aceite de oliva virgen extra bien caliente, unos tres minutos son suficientes. Reservamos. Añadimos las albóndigas a la cazuela, los guisantes, el azafrán y el laurel. Si vemos que la salsa se queda muy espesa rectificamos con agua (siempre caliente para no cortar la cocción). Cuando la salsa esté lista probamos de sal. Rectificamos si es necesario.
  13. Dejamos que reposen unos 5 minutos mientras freímos las patatas.Las servimos calentitas tal cual, un gran plato único. Si no queréis acompañarlas con patatas un buen puré de patatas es una opción. Otra alternativa es hacer un arroz blanco como guarnición, el arroz blanco es perfecto para mezclar con la salsa de las albóndigas.

Consejo:

• En el proceso de elaborar la base de la carne, si vieras que no has escurrido bien el pan que has remojado en leche y que la mezcla no te queda bien ligada es porque hay humedad de sobra. Puedes añadir un poco de pan rallado para dejarla compacta, unida pero jugosa. Nunca debe quedar seca, sino en vez de pelotas de carne tendrás piedras.

DEJA UN COMENTARIO

Identifícate o date de alta para poder comentar

Moulinex no contrasta las recetas compartidas por sus miembros. Es la comunidad quien modera la calidad de las recetas con sus votos y comentarios.

Tu búsqueda se está cocinando.
¡Enseguida sale!

SERVICIO PREMIUM

93 306 37 70

@Contacto

SUSCRÍBETE
A LA NEWSLETTER

DARME DE ALTA

CLUB COCINA EN REDES SOCIALES